Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / Recetas: Mousse de maracuyá en salsa de coco

Gastronomía

Recetas: Mousse de maracuyá en salsa de coco

2017-03-31 10:31:26

Este postre tiene todos los ingredientes para ser un postre de verano increíblemente fresco y delicioso.

Mousse de maracuyá en salsa de coco

Para 10 personas

Ingredientes

Mousse de maracuyá
• 300 ml de jugo de maracuyá (puro)
• 300 ml de leche fresca
• 6 yemas
• 200 g de azúcar blanca
• 12 g de colapíz
• 5 cucharadas de agua fría
• ½ litro de crema de leche fresca

Salsa de coco
• 1 lata de leche de coco (400 ml)
• 100 ml de leche fresca
• 5 yemas
• 120 g de azúcar blanca

Para decorar
• Hojas de menta, fresas o frambuesas
• Coco rallado
Preparación
Mousse de maracuyá
1. En una olla mezclar el jugo de maracuyá y la leche fresca. Se va a cortar un poquito pero luego esto desaparece.
2. En un tazón batir yemas con azúcar blanca hasta que la mezcla esté pálida.
3. Unir ambas preparaciones usando una cucharada de palo y llevar a fuego medio hasta que espese ligeramente sin hervir ya que si hierve se corta.
4. Justo antes de mezclar esto, se tiene que poner la colapez en un tazón y echarle el agua fría para poder hidratarlo, se mezcla con una cucharita y se deja reposar hasta el momento de usar.
5. Cuando la crema de maracuyá está en su punto, se saca del fuego y se echa la colapez. Mezclar suavemente para derretirlo y colar a un tazón grande. Enfriar por completo. Se puede enfriar en un baño maría invertido.
6. Mientras tanto se bate la crema de leche fresca a punto de mousse y se agrega por partes a la mezcla de maracuyá cuando esté fría. Poner en el molde que uno quiera y llevar a refrigerar por ocho horas o de un día para el otro.
7. Desmoldar sobre un plato y decorar con fresas, frambuesas, coco rallado, hojas de menta.
Salsa de coco:
1. En una olla mezclar ambas leches y en un tazón mediano batir las yemas con el azúcar por un minuto.
2. Unir ambas preparaciones echando las leches tibias encima de la mezcla de yemas y azúcar pero hacerlo lentamente para que no haya un choque muy brusco y que las yemas no se cocinen con la leche caliente.
3. Devolver al fuego usando una cuchara de palo para mover lentamente hasta que espese ligeramente sin hervir ya que se cortaría.
4. Colar y dejar enfriar a temperatura ambiente. Luego refrigerar y servir en una salsera al lado del postre.