Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Salud - Desarrollo motor del bebé

Salud

Salud - Desarrollo motor del bebé

2017-03-02 15:50:00

Este es un proceso secuencial y continuo relacionado con las habilidades motoras y se lleva a cabo mediante el progreso de los movimientos simples y desorganizados hasta alcanzar las habilidades motoras más complejas.

Este desarrollo motor no se produce de forma aislada, sino que es influenciado por características biológicas que el niño posee ya sea por herencia o como parte de la madurez, por el ambiente y el entorno en el cual se encuentra y por su propio desarrollo motor.

Como parte del aprendizaje de las habilidades motoras, los niños deben percibir algo en el ambiente que los motive a actuar utilizando sus percepciones para inducir sus movimientos.

Cada vez que los niños se sienten motivados a hacer algo, pueden crear un nuevo comportamiento motor. Por ejemplo, los bebés aprenden a caminar cuando el sistema nervioso ha madurado y les permiten controlar algunos músculos de las piernas, que además deben tener la medida adecuada y ser lo suficientemente fuertes para soportar el peso del niño.

desarrollo-motor-int

Entonces el proceso de caminar es más complejo de lo que creemos. El bebé debe cumplir con aspectos específicos como características físicas, estructurales y emocionales, estímulos externos que abarquen el medio ambiente, es en realidad un proceso bastante dinámico en la que los tres componentes antes referidos se entrelazan para dar paso al desarrollo de la nueva habilidad motora.

Factores de riesgo

Estos son una serie de factores biológicos o ambientales que aumentan la probabilidad del déficit en el desarrollo psicomotor de las condiciones del niño.
Entre las principales causas de retraso motor encontramos:

• Bajo peso al nacer.
• Trastornos cardiovasculares.
• Trastornos respiratorios y neurológicos.
• Infecciones neonatales.
• Desnutrición.
• Condiciones socio-económicas bajas.
• Mala educación de los padres.
• Nacimiento prematuro.

Cuanto mayor sea el número de factores de riesgo activos, mayores serán las posibilidades de déficits en el desarrollo.

Los logros motores del primer año traerán una independencia cada vez mayor, lo que le permitirá al niño explorar su entorno más ampliamente e iniciar la interacción con los demás.

En el segundo año de vida, los niños se vuelven más activos ya que tienen las habilidades motoras más perfeccionadas. Los expertos en desarrollo infantil creen que la actividad motora en este periodo es vital para el desarrollo del niño y que sus aventuras deben tener pocas restricciones, con excepción de la seguridad.