Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Salud – El estrés laboral y cómo prevenirlo

Salud

Salud – El estrés laboral y cómo prevenirlo

2017-04-19 08:38:00

Cada día son más comunes los diagnósticos médicos generados por exposición a situaciones de estrés en el mundo, como lo indican estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés laboral sigue siendo uno de los principales problemas para la salud de las personas y el buen desempeño de sus funciones, (desde trastornos psicológicos hasta problemas físicos.

Para comenzar hablemos sobre ¿qué es el estrés cotidiano y cómo se origina?

Primero debemos indicar que existe una gran confusión entre los siguientes términos: presión, reto y estrés; las dos primeras pueden aplicarse para mantener alerta y motivado al colaborador, sin embargo; cuando la presión es excesiva está se convierte en el estrés que puede llegar a perjudicar la salud de la persona.

En tal sentido, el estrés se genera por estar expuestos a diversas situaciones laborales en las que la persona no siente apoyo de su entorno de trabajo y no encuentra las suficientes herramientas para enfrentar las exigencias y presiones del día a día.

Entre las principales causas que generan el estrés laboral se encuentran, desde la mala organización laboral, pasando por la distribución de los puestos y las funciones hasta el mismo sistema de trabajo.

Entonces, partiendo de los problemas que lo originan, busquemos algunas soluciones:

1. Comunicación. Una de las estrategias más sencillas para evaluar el nivel de estrés de las personas es la comunicación y acercamiento de los jefes hacia sus colaboradores, de tal manera que se pueda enterar de los aspectos positivos y negativos a los que se enfrentan en el día a día.

2. Ergonomía. La buena definición del puesto de trabajo, el diseño del ambiente laboral y una buena gestión disminuirán los riesgos de sufrir por estrés.

3. Selección y capacitación. Los candidatos a un puesto de trabajo debe ser evaluado en función a los requisitos directos del puesto, y si es necesario, capacitar al personal para poder hacer frente a las exigencias que el puesto requiera.

4. Descripción del puesto de trabajo. Determinar objetivos y estrategias específicos con la finalidad de organizar el trabajo y medir el rendimiento.

5. Entorno social. Siempre mantener un grado razonable de socialización y trabajo en equipo, estas acciones pueden contribuir a aumentar la dedicación y compromiso tanto con el trabajo como con los compañeros.